Convertirte en un perfil laboral orientado a resultados


Este tipo de perfil laboral es el más buscado en los últimos años

trabajo discapacitadosTenemos que asumir que las empresas cada vez más buscan perfiles laborales orientados a resultados. Es una competencia que se repite cada vez más en las ofertas de trabajo: profesionales que, entre otras cosas, estén habituados a trabajar con el objetivo de obtener ciertos resultados.

Otras habilidades sociales que se demandan son capacidad de comunicación, capacidad de trabajo en equipo, alta motivación o liderazgo. Estas capacidades, junto con la orientación hacia los resultados son las más habituales, especialmente cuando de lo que se trata es de cubrir un puesto de responsabilidad, un puesto que requiera la coordinación de tareas o la dirección de grupos de trabajo.

Pero, ¿qué es tener un perfil orientado a resultados? Pues supone básicamente ser capaz de lograr los objetivos marcados por la empresa, superando los obstáculos y resolviendo los problemas que se vayan presentando.

Para conseguirlo, estos profesionales deben tener una visión estratégica y una visión de conjunto para así ir tomando las decisiones adecuadas; de esta forma se podrán evitar errores previsibles.

Incrementan los casos de éxito

Las empresas son conscientes de que los resultados que se obtienen contando con perfiles de este tipo, son mucho mayores; se incrementan sus casos de éxito, por eso, no dudan en demandarla continuamente. Además, la tecnología con que se cuenta en la actualidad permite identificar los logros de cada trabajador, para determinar si efectivamente cumple con los objetivos de la empresa.

¿No tienes claro que tengas esa característica tan solicitada? Te damos varios consejos para que consigas ser un trabajador orientado a objetivos:

  • Define cuál es el objetivo o resultado a conseguir y todos los detalles que pueden afectar al proceso. La visión de conjunto es fundamental para adelantarse a los posibles problemas.
  • Establece un plan. Aquí entra en juego la visión estratégica de estos profesionales, en la que se definen las diferentes fases, los recursos que se necesitarán y cómo actuar en cada una de ellas.
  • Marca unos plazos de ejecución y asigna recursos a cada plazo. Prioriza las labores que son más importantes.

Mide los resultados que has conseguido. Esto requiere de una gran capacidad de análisis, de reacción y adaptación. Lo fundamental es que aprendas de los errores para no cometerlos en un futuro.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.