Consejos para luchar contra el dolor de espalda cuando tienes que teletrabajar


Al teletrabajar nos movemos menos y esto afecta a la espalda

dolor de espaldaYa sea porque te han puesto en cuarentena por covid-19 o porque tu empresa ha establecido de forma temporal o indefinida el teletrabajo, seguro que los consejos que te vamos a dar hoy te interesan. Teletrabajar supone en la mayoría de los casos que reducimos nuestra actividad física; nos levantamos de la cama y en tan sólo unos metros ya estamos en nuestra mesa de trabajo. Cuando trabajamos en una oficina, al menos caminamos hasta el autobús, o hasta el coche, nos movemos dentro de la oficina,…

Además, en casa solemos tener mesas y sillas inadecuadas, o a veces incluso nos sentamos directamente en el sofá, con el ordenador en las rodillas. En ocasiones, esta forma de trabajar es muy cómoda, pero puede acarrearnos dolores de espalda, al pasar tantas horas sentados.

Evita lesiones más graves

Por eso, hoy queremos darte algunas herramientas, recopiladas de expertos en fisioterapia, para evitar esas molestias que a la larga pueden producirte lesiones más graves e incluso crónicas:

  • Caminar: no te olvide de reservar un tiempo del día para salir a caminar. Lo mejor para evitar el dolor de espalda es mantener el cuerpo en movimiento, y salir a caminar puede ser suficiente.
  • Haz estiramientos: cada hora, haz estiramientos para evitar que se agarrote la espalda. Puedes encontrar algunos ejercicios de estiramiento aquí.
  • Cambiar de postura mientras se trabaja: no trabajes todo el tiempo sentado. Si puedes hacer algo estando de pie, o paseando por la casa, tu espalda te lo agradecerá.
  • Subir la pantalla del ordenador hasta la altura de los ojos: de esta forma no sufrirá tanto el cuello.
  • Colocar un soporte o cojín en la zona lumbar: esta zona suele ser, junto con el cuello, la que más sufre cuando pasamos mucho tiempo sentados. Estos soportes te ayudarán a mantener una postura adecuada.
  • Acude al fisioterapeuta: si a pesar de todo, los dolores no desaparecen, visita a tu fisioterapeuta para que trate las dolencias propias.

¡Pon estos consejos en práctica y verás cómo te sientes mucho mejor!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.