Ventajas y desventajas de trabajar en pareja


trabajar en parejaTrabajar con tu pareja puede ser una oportunidad perfecta para crear un vínculo más fuerte con ella o por el contrario puede convertirse en un infierno. Verse todo el día y compartir conflictos laborales puede acabar con cualquier relación. Sin embargo, no todo son desventajas. A continuación, vamos a hacer una recopilación de las ventajas e inconvenientes que tras los años de experiencia hemos detectado.

Lo mejor, conoces mejor a tu pareja

Se pasa más tiempo juntos, y se comparten experiencias y amistades. Solucionar conflictos juntos puede unir mucho más la pareja y reflejarse en la vida privada. Además, las parejas que trabajan juntas, sin duda se conocen mucho mejor; saben lo que siente la otra, si está cansado, nervioso,… Y lo que es mejor, pueden motivarse el uno al otro para superarse a nivel laboral.

Del mismo modo, se puede reforzar el compromiso que adquirieron como pareja. Estas parejas comparten más responsabilidades, no solo en el trabajo, sino también en las labores domésticas (cuidado de los hijos, casa, compra,…). Y además de responsabilidades, también pueden compartir su tiempo libre, siempre y cuando tengan el mismo horario.

Y por último, pero no por ello menos importante, compartir todas estas experiencias puede fortalecer sus sentimientos. Si es tu caso, aprovecha todo el tiempo que pasas con tu pareja para demostrarle lo mucho que le quieres (detalles, abrazos, besos,…).

Lo peor, que te canses de pasar tanto tiempo juntos

Puede surgir rivalidad entre ambos: si tu pareja gana más que tú o viceversa; si uno es el jefe del otro; si uno adquiere ciertos privilegios,… Lo mejor es que ambos puedan decirse en cada momento lo que sienten y buscar soluciones en pareja, respetando la individualidad de cada uno.

Algunas parejas que trabajan juntas destacan que acaban aburriéndose de estar con sus parejas. Se les acaban los temas de conversación y busca cualquier pretexto para pasar tiempo por separado. No es nada malo hacer esto, ya que echarse de menos es vital para mantener la chispa.

Sin embargo, son más las ventajas que las desventajas, así que si te encuentras en esta situación, mira el lado positivo. Aprovecha todo lo bueno que tiene trabajar con tu pareja que nunca se sabe lo que puede durar y, créenos, puedes llegar a echarlo de menos. ¡Ánimo!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.